Make your own free website on Tripod.com
Angelitonet

Home

Mis poemas | Acerca de mí | Mis datos vitales | Mas galerias | EL MICROPROCESADOR | Contácteme | La cancion ASEREJE
Mis poemas

La voz de mis sentimientos...

LA PASION DE JESUCRISTO, NUESTRO SEÑOR.

Jesús en aquel huerto de tristeza
Presagiaba con profunda convicción
Que los días que vendrían, serian terribles.
Y por ello abrumado hasta la muerte suplicaba
En oración ante el señor.

¡ Oh padre mi corazón se duele de saber
que a los que amo habrán de odiarme y que
aquellos que me has dado han de dejarme
extenuando en el dolor y la tristeza,
pero Padre, tu voluntad es mía y aunque
sienta desgarrarme el alma entera, al sacrificio
voy si tu lo quieres nada importa mi Padre, soy
tu hijo y en cumplir tu voluntad me regocijo.

Desgarrado el corazón
Alma contrita
Nuestro cristo se acerca a los que duermen.

No han podido velar
Que ironía vestigio
De perdida humanidad
Que nunca atisba
Lo extraordinario del divino sufrimiento
Que sobrepasa cualquier mundano llanto.
Y en que lloran los cielos y los mundos.

Velad amados hijos míos,
No olvides la fuerza del cristiano
He aquí el mal esta a la puerta.

Y así, en esa noche oscura y yerta,
Acercase judas con la turba de infames personajes,
Bien armados que intentan atrapar la mansedumbre,
Con espadas y con palos de improvisos mostrando la
Ignorancia que los mueve, un ruin desprecio hacia
El amor divino.

Blandiendo habéis venido las espadas
Soy acaso un ladrón o un cruel bandido
Vosotros predicarme habéis oído.
Por que en aquel entonces no fui prendido,
Cumplís las profecías es lo cierto y en
Nuestra mano el hijo de Dios es entregado.
Y así entre tan vendida y cruel ralea,
Jesucristo el gentil, fue jaloneado
Sin embargo la mas ruda espina que el
Sintiera, fue mirar, al doblar en una
Esquina como corrían sus discípulos amados
Pues huían.

No lo dejes; Jacobo, Juan y pedro
Que no ven que el amado esta ya preso,
Mira Andrés, tomas, mateo por que huyen
Que acaso no aman al maestro.
Veo venir las sombras de la muerte
Sobre el hijo de Dios y nadie viene,
Nadie dice conocerle, ni los sanados,
Ni los niños, ni las viudas que ha ayudado,
Esta terrible situación me aterra, tal párese
Que la muerte ya me en vuelve con su tétrico
Manto de dolores, pues el cristo, el maestro
Que yo he amado, solo con la turba se ha quedado.

¡Que desgracia que desgracia estar lejos
del maestro, estar lejos del maestro desesperar;
es necesario que siga yo al gentío y aunque solo
de lejos puede verlo, si es posible ayudarle tal
vez pueda.

Y así fue, y en terrible escena pasan estos
Seres que a Satán rinden tributo, ya lo escupen
Ya lo empujan y denigran siendo el la bondad santa y
Sublime.
Pero no es todo de cristo el sufrimiento,
Onda pena sangrar, mas tu alma a bien, pues
De pedro en el patio, escucha el santo las blasfemias,
Que expresaba tan prosaico, al negar que el maestro,
El conocía.

No es verdad como piensan soy de eso,
Al rabí no conozco, no escucháis mi lenguaje
Soy del pueblo, no conozco a ese hombre
Ya os lo he dicho.
Y al voltear casi airado su cabeza
La mirada de cristo, amante y buena
se cruzo con sus ojos, a miseria que
En su alma sintió y profunda pena



Cristo amigo de quien tuve tantas cosas
Cuan culpable hoy me siento te he negado,
Te he negado, gruesas lagrimas mi rostro han
Abnegado me voy señor, me siento destrozado.

¡Detente Pedro no vez amor tan grande
el maestro te perdona y ahora espera tu
culpa arrepentido le confieses,
es su amor tan inmenso que aun sufriendo
se preocupa al mirar que estas partiendo.

El cordero condenado fue al martirio
Cual oveja que no ofrece resistencia
¡alma inmensa corazón del universo
hijo unigénito del Padre Don preciado.

Oh escena divinal, santa y sublime
Del amor encarnado Cristo inerte,
Y a los velos se notan de la muerte en
Aquel que por mi bien sufrió el castigo.

Oh amor celestial
Misericordia, el mundo cruel
No comprendió tu inmensa gloria
Que vinieses y ganaras la victoria
Por aquellos que sin dejo de ternura
Horadaron tus manos y tu frente.

No me mueve mi Dios para quererte
El cielo que me tienes prometido
Ni me mueve el infierno tan temido
Para dejar por eso de ofenderte.

Tu me mueves señor mueve el verte
Clavado en una cruz y escarnecido
Muéveme el ver tu cuerpo tan herido
Muéveme tus afrentas y tu suerte.

Tu me mueves Jesús de tal manera
Que si no hubiera cielo, yo te amara
Y si hubiera infierno te temiera

No me tienes que dar porque te quiera
Pues aunque lo que espero no esperara
Lo mismo que te quiero te quisiera.

UN PEDAZO DE CIELO

Si muero antes que tú, hazme un favor:
Llora cuanto quieras, pero no te enojes con Dios por haberme llevado.
Si no quieres llorar, no llores.
Si no logras llorar no te preocupes.
Si quieres reír, ríe.
Si algunos amigos te cuentan algo de mí,
óyelos y cree lo que digan.
Si me elogian demasiado, corrige la exageración.
Si me critican demasiado, defiéndeme.
Si quieren hacerme un santo, sólo porque he muerto,
di que yo tenía algo de santo,
pero estaba lejos de ser el santo que pintan.
Si quieren hacerme un demonio,
muestra que yo tal vez tuve algo de demonio,
pero toda la vida procuré ser bueno y buen amigo.
Si intentan canonizarme di que yo nunca quise ser incensado en vida.
Si hablan más de mí que de Cristo, llámales la atención.
Si sientes tristeza y deseas rezar por mí,
puedes hacerlo, pues quizás necesite tu ORACION.
Si quieres hablar conmigo, habla con Jesús y yo lo escucharé.
Espero estar con Él lo suficiente
para continuar siendo útil para ti donde esté.
Y si quieres escribir algo sobre mi,
di solo una frase:

¡Fue amigo, creyó en mi y me quiso para Dios!

¡Era una flecha que vivía apuntando en dirección a Dios!
Ahí,entonces, derrama una lágrima.
Yo no estaré presente para enjugarla,
pero no hace falta, pues otros amigos lo harán en mi lugar.
Y viéndome bien sustituido,
iré a atender a mi nueva tarea en el cielo.
Pero de vez en cuando, da una escapadita hacia Dios;
no me verás, pero yo estaré muy feliz viéndote a ti mirar hacia Él.
Y cuando llegue para ti la hora de ir a ver al Padre,
ahí donde nadie puede separarnos,
viviremos la amistad que aquí nos preparó para El.
¿Crees en estas cosas?
Entonces, reza para que los dos vivamos
como quien sabe que va a morir un día
y que muramos como quien supo vivir bien.

La amistad sólo tiene sentido
si hace el cielo más cercano
y si aquí inaugura su comienzo

Pero, si yo muero antes que tú,
creo que no voy a extrañar el cielo...
Ser tu Amigo,
¡Ya era Un Pedazo de Cielo!
Lo prefiero hoy no mañana

Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que estoy vivo y no una noche entera cuando yo muera.

Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora
que estoy vivo, y no apoyes tu cuerpo sobre mi cuando yo muera.

Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy vivo y no emprendas un inesperado viaje cuando yo muera.

Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy vivo y no me envíes un hermoso ramo cuando yo muera.

Prefiero que elevemos al cielo una oración ahora que estoy vivo y no una misa cantada y celebrada cuando yo muera.

Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy vivo y no un desgarrador poema cuando yo muera.

Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que estoy vivo, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.

Prefiero me dediques una leve plegaria ahora que estoy vivo y no un poético epitafio sobre mi tumba cuando yo muera.

Prefiero disfrutar de los mas mínimos detalles
ahora que estoy vivo y no de grandes manifestaciones cuando yo muera...

Aprovechemos a nuestros seres queridos,
ahora que están entre nosotros...










PERDON

Si alguna vez

en tu vida haz odiado a alguien,

justificada o injustificadamente,

te invito a que pienses

lo que esto significa.

Tu tienes un valioso tesoro
que es tu tiempo,

un recurso que

minuto a minuto desaparece

y que no es otra cosa

que la oportunidad

que todos tenemos de utilizarlo para

descubrir nuestro verdadero ser.

¿Y sabes qué sucede cuando

estas odiando a alguien?
Le estas regalando instantes

preciosos de tu vida
a quien dices no querer

¡Qué contrasentido más grande!

cada minuto que piensas

en el daño que te hicieron,

cada segundo
que tu mente ocupa

en pensar

lo lastimado que quedaste,

lo malo de la ofensa recibida,

le estas obsequiando las joyas más

valiosas que posees

a quien más dices odiar.

¿Y qué tal si la ofensa

recibida no es tal ?

si resulta que tu fuiste

el causante de la reacción

de la que ahora te duele

¿Qué tal si estás equivocado?

Porque puede ser
¿No lo crees así?

en una forma u otra,

el responsable de como

te sientas eres tumismo,

eres tu quien sufre

cada momento

desagradable que recuerdas,

eres tu quien revive,

como si fuera hoy,

los incidentes que consideras

más dañinos para tu persona,

y al hacerlo

eres ofendido nuevamente

cada vez que lo recuerdas

tu adrenalina en el cuerpo se libera

como si fuera hoy,

lo que sucedió hace ya mucho tiempo.

Tu organismo se envenena

y tu alma también.

Tal vez por eso puedas

entender ahora que
perdonar a los demás

es perdonarnos

a nosotros mismos.

La magia del perdón

ocurre de dentro hacia afuera

Yo te perdono

de todo corazón porque
al perdonarte
me perdono a mi mismo

y libero para siempre

mi ser de esos obstáculos

que impiden mi crecimiento.

Yo te perdono,
porque reconozco en ti

una manifestación diferente,

pero una misma esencia.

Yo te perdono

porque tu eres yo y yo soy tu.




LOS RECUERDOS

"No tengas miedo del ayer"

Tus recuerdos se agolpan en la puerta de la memoria pujando por salir a la superficie de la conciencia.

No tengas miedo. Déjalos salir. Mira cada recuerdo como si fuera hoy.

Escucha aquellas palabras que tan lejanas pueden parecerte. Deja que todo tu ser se inunde del ayer.

Recuérdalo. Cada minuto, cada silencio. Sus nombres, sus voces, sus miradas.

Hay en cada gota de emoción una lágrima a punto de quemarte las mejillas. No permitas que tu corazón se quede a mitad de camino sin haberse curado.

Y cuando estés en el silencio de tus recuerdos,inspira....profundamente.



INSPIRA

Toma todo el aire que quieras, aspira todo ese recuerdo y rescata lo mejor. Incorpora nuevamente a tu ser interno toda esa energía de aquel ayer, y al exhalar deja que toda tristeza por los tiempos idos....realmente, se vaya, exhala toda energía negativa que haya quedado en tu interior, y deja marchar esos cúmulos energéticos que no te hacen bien.

Respira. Respira. Respira........ y déjate ser.

Permite que hoy sea mejor. Aspira todo el universo que quiere estar en tu conciencia y sé conciencia y sé universo.A veces nos aferramos tanto a los recuerdos que llega un momento en que nos cuesta caminar, nos cuesta entender lo nuevo de cada día, pues estamos aun inmersos en las discusiones del ayer.

Yo se que cuesta mucho superar un mal momento, se que duele muchísimo acordarse de aquellos a los que hemos amado tanto y ya no estan, pero si limpiaramos nuestro interior de excesivas cargas emocionales, verías que habría un poco mas de lugar para ampliar nuestro horizonte espiritual, te darías cuenta que ellos que ya no estan en la tierra aun nos sonríen desde el espíritu. Habría una oportunidad de acrecentar nuestra conciencia hasta límites mayores de los que hoy recorremos.

Vacía el contenido emocional de tus recuerdos. No te aferres a ellos como a una bolsa de tesoros.

Ama cada instante vivido y suéltalos tal como harías con un pájaro que quiere libertad y lo sueltas una mañana de sol en primavera.

Para ello utiliza la respiración conciente, utiliza el poder de la conciencia, extrae de tu interior los recuerdos que te atan y desátalos suavemente con el aire.

Al exhalar imagina cada escena volando en el espacio a tu alrededor hasta que finalmente levanta vuelo y .... ya no te pertenece...."Ahora duerme en tu paz..."



PERDONAR

Perdón es dejar que
lo que fué,se haya ido,que
lo que será..llegue;
que lo que ahora es,sea.
"Puesto que nada de lo que nos proponemos puede ser impecable, y nada de lo que intentamos carece de errores, y nada de lo que logramos adolece de cierto grado de limitación y falibilidad que llamamos humanidad, nos salvamos mediante el perdón"

Perdonar. Hay una maravillosa aura que circunda el verbo perdonar; una cordialidad y fortaleza admirables. Es una palabra que suguiere: dejarse llevar, liberar..., una acción , que tiene el poder de calmar, de curar, de reunir y de volver a crear.

Perdonar a los demás por muy dificil que eso pueda ser, es solo una parte del problema, a menudo es igualmente dificil, perdonarnos a nosotros mismos.

Pedir perdón y perdonar a los demás es un complicado proceso que involucra a nuestra
empatía, humanidad y sabiduría más profundas.
Históricamente hemos visto que sin perdón no puede haber un amor perdurable, ningun cambio,
ningun crecimiento, ninguna libertad verdadera.
De manera que todos aquellos que se preocupen por mantener unas relaciones perdurables,
traten de comprender mejor la dinámica del perdón.
No hay duda que si vamos a vivir juntos
como los individuos frágiles y vulnerables que somos,
tenemos una gran necesidad de ello. El perdón es una elección.

Cuando hacemos una entrega de amor de nosotros mismos, nos volvemos más vulnerables, jamás estamos a salvo,quedamos al descubierto ante el desengaño y el dolor.
En una relación, los individuos se unen llevando consigo historias y experiencias particulares con la esperanza de crear nuevos mundos, y ya que todos,
interactuamos bajo la sombra de pasados temores,esperanzas y hábitos y puesto que todos somos diferentes y todos impefectos, muy rara vez
es posible lograrlo sin tropezar con algun conflicto.

Cuando nos sentimos agraviados, de inmediato dirigimos la mirada hacia el otro, para culparlo.
Algo nos han hecho a nosotros.
Por lo tanto , tenemos todo el derecho de exigir justicia. Creemos que la justicia se ha cumplido solo cuando podemos lastimar a quienes nos han lastimado, decepcionar a quienes nos han desilusionado, hacer sufrir a quienes nos han herido.
Estamos seguros que el mal únicamente se corregirá
de esta manera. Buscamos la venganza porque
sabemos que esa experiencia resultará dulce, pero
¿Encontramos que en realidad lo es?
Cuando nos agravian,aquellos seres que amamos, parecería que devaluamos años de relación...de una relación que quizás nos brindó incontables
alegrías y que requirió una gran energía intelectual y emocional para haber durado tanto tiempo.Y a pesar de ello, con una sola frase cruel, con un acto impensado, con una crítica insensible, somos capaces de destruir incluso la mas íntima de nuestras relaciones.

Nos olvidamos muy pronto de todo lo bueno y nos dedicamos a crear escenarios de odio,
y lo hacemos en vez de aceptar el desafío de una eva
luación y confrontación honestas.
Pasamos por alto la posibilidad de que en el acto de perdonar y demostrar compasión, es muy probable que logremos descubrir nuevas profundidades en nosotros mismos y nuevas posibilidades para relacionarnos en el futuro.

Somos demasiado orgullosos. En vez de ello , nos ocupamos en actividades contraproducentes
que nos impiden perdonar, albergamos la creencia de que si nos apartamos y huimos de la situación,
lastimaremos a la otra persona y la ausencia nos curará, nos refugiamos en la fantasía de que
en la evitación puede haber una conclusión, en la ingenua esperanza de que al herir, avergonzar, culpar y condenar, eso nos hará sentirnos mejor.

No podemos comprender que cuando nos rehusamos
a participar en conductas de perdón, somos nosotros quienes asumimos el inútil peso del odio, del dolor y de la venganza, un peso que es inacabable y que cae sobre nosotros en vez de recaer en la persona que nos agravió.

Solo empezamos a perdonar, cuando logramos ver a los pecadores, como a nosotros mismos, ni mejores ni peores. Necesitamos recordar que coexistimos en el mundo como mortales,juntos el ofendido y el ofensor y que, en nuestra común humanidad, sería muy fácil que la situación fuese a la inversa.
La comprensión compasiva,y un corazón y una mente
que se identifiquen con los demás, son los primeros pasos necesarios para perforar los muros de las actitudes implacables.
Este conocimiento se repite de una manera sana y natural en todas las relaciones sanas y amantes.Los padres disculpan la irreflexion de sus hijos, los niños
no se fijan en las actitudes posesivas de sus padres, los amantes dejan pasar los defectos y flaquezas del otro.
Hacemos todo esto, porque amamos a esos individuos y sabemos que tampoco son perfectos.
Seguimos amando a aquellos que nos hieren de vez en cuando, porque sabemos que son seres humanos de valía, capaces de todo lo bueno,como de todo lo malo.
Los vemos como seres humanos abiertos a las posibilidades del cambio.
El amor es la única gran fuente del perdón.Con amor
podemos volver a ver al pecador como una persona digna, con amor, colocamos lo malo bajo una cierta perspectiva, el perdón se convierte en la única salida del dolor...
"Te perdono porque debo hacerlo si es que deseo
seguir viviendo plenamente"

El perdón no siempre es tan sabio y tan razonable, a menudo se ofrece como un don, ello implica la superioridad de quien lo ofrece, cuando se concede de esta manera, no es perdón. Es una forma de chantaje en la cual una parte se convierte en el "generoso
benefactor"del pecador "inferior". El verdadero perdón se nos hará más fácil,cuando reconozcamos que también somos humanos, capaces de una mala acción, cuando tomemos en consideración circunstancias que quiza no comprendemos,
cuando tengamos fé en la bondad básica de la persona como ser humano, cuando estemos dispuestos a comenzar de nuevo, con compasión y sin rencores. Y llegar al olvido...

Lo que necesitamos es aprender de lo malo y después, al volvernos más sabios, olvidarnos de ello,
y avanzar hacia el mañana.

Debemos tener en mente,que no tiene nada de malo si el perdón nos resulta dificil, somos seres humanos y es dificil hacerle frente al mal que nos hacen los demás,sobre todo cuando somos inocentes y
no podemos encontrar ninguna explicación para la
conducta del otro. ¿Porqué debemos perdonar?
Para alejarnos de lo que nos impide la esperanza y
el amor.


LA MEMORIA DEL CORAZON

Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron. El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena: HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGÓ UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.
Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra: HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVO LA VIDA.
Intrigado, el amigo preguntó:
¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?
Sonriendo, el otro amigo respondió:
"Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos gravarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo".


angelitonet@hotmail.com

Esta pagina fue diseñada por Lic. Rubicel Hernandez Lopez.
Cunduacan Tab. Febrero 2003